Casos Que Manejamos

En Levin & Perconti, representamos a personas y a las familias de las personas que han sufrido lesiones físicas o la pérdida de la vida como resultado de la conducta irresponsable o negligente de otros. Estos tipos de caso caen bajo la compleja categoría legal de Daños y Perjuicios y Homicidio Culposo.

Daños y Perjuicios se refiere a situaciones en las que una conducta ilícita provoca lesiones físicas temporales o permanentes. En una demanda personal por daños y perjuicios, la parte lesionada busca una compensación por todas las pérdidas que haya tenido y continuará teniendo como resultado de esa lesión. Estos elementos de daño pueden incluir: gastos médicos, pérdida de salarios, dolor y sufrimiento, incapacidad y desfiguramiento.

Homicidio Culposo se refiere a situaciones en las que una conducta ilícita provoca una muerte antes de tiempo. En una demanda por homicidio culposo, un miembro de la familia busca el pago de daños por la muerte de un ser querido. Los daños recuperables incluyen la pérdida de apoyos financieros hechos a la familia por el familiar fallecido y la pérdida del amor, compañía y afecto que cada miembro de la familia recibía por la existencia del fallecido.

Dentro de estas categorías, nuestra práctica se enfoca principalmente en las siguientes áreas especializadas:

Debido a las circunstancias bajo las cuales surgen las demandas por daños y perjuicios y por homicidio culposo, los casos individuales no siempre entran completamente en una de estas categorías. Un abogado experto en temas de daños y perjuicios podrá identificar qué tipo de demanda tiene, y qué curso de acción será mejor tomar para usted.

Si a usted le gustaría hablar con un abogado de daños y perjuicios en Chicago acerca de su posible caso, simplemente llámenos al 312-332-2872 o bien, al 877-374-1417, o conéctese con nosotros llenando el formato gratuito en línea de evaluación de caso de daños y perjuicios. Nuestros abogados estarán felices de hablar sobre sus opciones legales con usted y nunca pagará honorarios a menos que resolvamos exitosamente su caso.