Ley Federal de Demandas por Agravio

Muchos de los lugares a donde vamos y los espacios que habitamos cada día son propiedad del gobierno federal y son manejados por sus empleados. Si la conducta negligente en el trabajo de un empleado federal provoca a una persona lesiones físicas, pérdida de la vida o daño en su propiedad, la víctima tiene el derecho de buscar una restitución del gobierno según la Ley Federal de Demandas por Agravios de 1946.

Las demandas federales por agravios difieren de otras demandas civiles porque son procesadas ante una corte federal, y son presentadas ante un juez únicamente, -en lugar de ante un juez y un jurado-, en un procedimiento conocido como juicio sin jurado. Debido a la enorme diferencia entre estos dos tipo de juicios, es primordial que el fiscal tenga experiencia en procesos de juicios sin jurado.

En Levin & Perconti, contamos con mucha experiencia con todo tipo de demandas federales por agravios, y hemos ganado numerosos veredictos y acuerdos multimillonarios para nuestros clientes, incluyendo un veredicto de USD $5.77 millones para una mujer que quedó paralítica como resultado de la falla de un doctor de la Oficina de Veteranos, que no llevó a cabo una cirugía a tiempo, y un acuerdo de USD $3.5 millones para un hombre de 46 años que quedó paralítico como resultado de la falla de su doctor en el diagnóstico y tratamiento de un absceso epidural en columna vertebral.

Si usted sospecha que usted o un ser querido podría levantar válidamente una demanda federal por agravios, debería tomar acción lo antes posible. Existen estatutos de limitaciones, y varían de caso en caso. Por favor contacte a uno de nuestros abogados al 877-374-1417 o al 312-332-2872, o a través de nuestra forma de contacto rápido. Con gusto revisaremos los detalles de su situación y hablaremos con usted sobre el mejor curso de acción a tomar. La consulta NO CAUSA HONORARIOS, ni obligación de ningún tipo.