Ley Jones y Legislación Marítima

Si usted forma parte de la tripulación en un barco o navío y resultó lesionado en el trabajo, podría tener derecho a demandar a su empleador por las lesiones causadas por la negligencia de su patrón según una ley federal llamada de Jones. Las plataformas de perforación costa afuera, barcos perforadores, barcazas, y otras estructuras motorizadas que son movibles y que flotan de perforación en perforación, (remolcadores y plataformas), son considerados navíos según la Ley Jones. Si usted es miembro de la tripulación de tales navíos y resultó lesionado en el transcurso de su trabajo, entonces su empleador será responsable de pagarle sus gastos médicos y pagarle un sueldo diario (llamado de mantenimiento) durante el tiempo que usted esté lesionado.

Además, usted podría levantar una demanda contra su empleador si éste fue negligente o si hubo algo incorrecto en el navío que hizo que no sirviera para el propósito que fue fabricado. En una demanda de la Ley Jones usted puede buscar la recuperación de pérdidas económicas pasadas y futuras, dolor y sufrimiento, angustia mental, desfiguración, pérdida de la capacidad para disfrutar la vida, pérdida de la capacidad para llevar a cabo los quehaceres del hogar y cuidar de usted mismo, y otros daños recuperables según la legislación marítima.

La Ley Jones es promulgada por el Congreso para proteger a las personas que son miembros de la tripulación de un barco o navío. La Ley Jones aplica a trabajadores de tierra así como a trabajadores de agua que prestan sus servicios en una plataforma, barco o plataforma semisumergibles, barcaza, perforador, plataforma de remolque, barco de tripulación, de perforación, de dragado, grúa flotante, buque cisterna, buque de carga, buque pesquero, contenedor de químicos, barco de investigación, barcaza de construcción, portaviones, plataformas motorizadas, barco de buceo, crucero, barco recreativo u otro tipo de estructuras movibles/flotantes. La Ley Jones determina la responsabilidad de los operadores de navíos y empleados marinos en las lesiones relacionadas con el trabajo o muerte de un trabajador. Es una causa federal de acción legal, lo que significa que el Congreso de los Estados Unidos pretende que todas las lesiones de marinos en toda la nación, se gestionen bajo los mismos parámetros de responsabilidad de la Ley Jones.

Aunque la Ley Jones protege a los marinos, no es lo mismo que la compensación a los trabajadores. No requiere de pago independientemente de la culpa. Para que un trabajador cobre indemnización bajo la Ley Jones, debe probar algún tipo de negligencia o culpa por parte de los dueños del navío, operadores, oficiales y/o compañeros, o bien cualquier defecto en la embarcación, su motor, sus aparejos, o equipo. La Ley Jones proporciona a un marino lesionado un recurso contra sus empleadores por lesiones surgidas por actos negligentes del patrón o compañeros de empleo durante el curso de su trabajo en un barco o navío. Esto significa que el empleado debe hacer algo irrazonable u omitir llevar a cabo un acto razonable que habría prevenido las lesiones, para que un marino gane su demanda. En la demanda de un trabajador marítimo lesionado, según la Ley Jones, puede también reclamar al propietario que existía una condición en la embarcación que la hacía no apta para navegar.

Si usted o un ser querido ha resultado lesionado al trabajar en un barco o navío, contáctenos en línea o llámenos al 877-374-1417 o al 312-332-2872 para programar una consulta GRATUITA y hablar sobre sus opciones legales.

Testimonials
★★★★★
Levin and Perconti was always there when we needed them and very quick to answer any questions. We are happy to say that Ashley Herschberger was very professional, informative, kind, and prompt when it came to our case. She was always there if we had a concern or a question. We would recommend Ashley and the law firm, Levin and Perconti, to anyone else. We would also come back with another case of our own if ever needed. The Gonzalez Family
★★★★★
Mr. Levin, Mr. Perconti and the firm handled a medical malpractice suit for my family. During that time, my family and I suffered the loss of my mother. Mr. Levin and Mr. Peconti were more than just our lawyers. Words can’t really express our gratitude. My family and I will always be grateful for the compassion that they showed us. I want to thank you for what you did for my family, and for always being there for us. W.R., Medical Malpractice Client
★★★★★
Our deepest appreciation to the law firm of Levin & Perconti, and in particular to Margaret Battersby Black, in the handling of the lawsuit we field n behalf of our sister who sustained life-threatening injuries as a nursing home resident. Margaret’s representation, guidance, and professionalism gave us the sense that we could put our trust in Levin & Perconti and the final outcome proved that to be true. D.G., Nursing Home Client
★★★★★
I want to send my heartfelt thanks to John Perconti and the Levin & Perconti staff in taking our case. Not only were they so professional but also so caring and thoughtful. It was very difficult going over the facts in our mother's case but they were so compassionate and understanding and allowed us to be with them every step of the way. We were able to sit in on the depositions and we were really able to see how hard they worked on our behalf. M.R.Z., nursing home client
★★★★★
Mr. Levin, Mr. Perconti, and the firm handled a medical malpractice suit for my family. During that time, my family and I suffered the loss of my mother. Mr. Levin and Mr. Perconti were more than just our lawyers. Words can’t really express our gratitude. W.R., medical malpractice client